Ver perfil

21 muertos en tiroteo masivo en Uvalde, Texas

La Voz a Las Dos
Buenas tardes,
Un espeluznante ataque en la Escuela Primaria Robb de Uvalde, Texas el martes ha dejado 19 niños y 2 adultos muertos. El asalto del martes entre una población mayoritariamente latina fue el tiroteo más mortífero en una escuela de EE.UU. desde que un hombre armado mató a 20 niños y seis adultos en la Escuela Primaria Sandy Hook, en Newtown (Connecticut), en diciembre de 2012. Un GoFundMe está verificando y recolectando todos los fondos relacionados con las muertes aquí.
Un día antes, un grupo de 24 jóvenes organizó una manifestación afuera del Ayuntamiento de Chicago para protestar contra la violencia con armas, instando a la Municipalidad a invertir más recursos y programas para jóvenes. Los jóvenes permanecieron tranquilamente en la acera durante un minuto con camisetas blancas cubiertas de “sangre” falsa.
En otras noticias, en un movimiento sorprendente, el concejal Michael Scott Jr. (24º), presidente del Comité de Educación nombrado por la alcaldesa Lori Lightfoot, renuncia a su puesto en el Ayuntamiento para unirse a Cinespace Studios y supervisará los programas filantrópicos, de educación temprana y de formación laboral. Ahora la alcaldesa tiene otra oportunidad de nombrar a un nuevo concejal.
Esperamos que todos, especialmente sus niños, se mantengan seguros en estos momentos difíciles.
Atentamente,
Ambar Colón (@MeDicenAmbi)

19 niños y 2 adultos muertos en tiroteo masivo en escuela primaria de Texas
UVALDE, Texas — Un pistolero de 18 años mató a 19 niños mientras iba de salón a salón en una escuela primaria de Texas en un ataque que también dejó dos adultos muertos, dijeron las autoridades, sumándose a una espantosa serie de asesinatos en masa en el país en iglesias, escuelas y tiendas.
El atacante fue abatido por un agente de la Patrulla Fronteriza que se apresuró a entrar a la escuela sin esperar refuerzos, según un funcionario de las fuerzas del orden.
El asalto del martes en la escuela primaria Robb, en la localidad de Uvalde, de población mayoritariamente latina, fue el tiroteo más mortífero en una escuela de Estados Unidos desde que un hombre armado mató a 20 niños y seis adultos en la escuela primaria Sandy Hook, en Newtown (Connecticut), en diciembre de 2012.
Horas después del ataque, las familias seguían esperando noticias sobre sus hijos. En el centro cívico del poblado, donde algunos se reunieron, el silencio fue interrumpido repetidamente por gritos y lamentos. “¡No! ¡Por favor, no!”, gritaba un hombre mientras abrazaba a otro.
“Mi corazón está roto hoy”, dijo Hal Harrell, el superintendente del distrito escolar. “Somos una comunidad pequeña y vamos a necesitar sus oraciones para superar esto”.
El gobernador Greg Abbott dijo que uno de los dos adultos que murieron era un maestro.
Adolfo Cruz, un reparador de aire acondicionado de 69 años, seguía afuera de la escuela cuando salió el sol, buscando noticias de su bisnieta de 10 años, Eliajha Cruz Torres.
Se dirigió al lugar de los hechos tras recibir una aterradora llamada de su hija poco después de los primeros reportajes del tiroteo. Dijo que otros familiares estaban en el hospital y en el centro cívico.
La espera, dijo, fue el momento más difícil de su vida.
“Espero que esté viva”, dijo Cruz.
El ataque fue el momento sombrío más reciente para un país marcado por una serie de masacres, y se produjo sólo 10 días después de un ataque mortal y racista en un supermercado de Buffalo, Nueva York. Y el potencial para una reforma nacional a las regulaciones sobre las armas parecía tan escaso, más ahora que nunca, que tras las muertes de Sandy Hook.
Pero el presidente Joe Biden parecía dispuesto a luchar, pidiendo nuevas restricciones a las armas en un discurso a la nación horas después del ataque.
“Como nación tenemos que preguntarnos, ¿cuándo, en nombre de Dios, vamos a enfrentarnos al cabildeo de las armas? ¿Cuándo, en nombre de Dios, vamos a hacer lo que hay que hacer?” preguntó Biden. “¿Por qué estamos dispuestos a vivir con esta matanza?”
No estaba inmediatamente claro cuántas personas en total resultaron heridas, pero el jefe de policía del distrito escolar, Pete Arredondo, dijo que había “varios heridos”.
Se podía ver a los miembros del personal en bata y a los devastados familiares de las víctimas llorando a la salida del Uvalde Memorial Hospital, a donde llevaron 13 niños. Otro hospital informó de que una mujer de 66 años estaba en estado crítico.
Las autoridades no revelaron inmediatamente el motivo, pero identificaron al agresor como Salvador Ramos, residente de la comunidad, a unas 85 millas al oeste de San Antonio. Las fuerzas del orden dijeron que actuó solo.
Uvalde, con unos 16,000 habitantes, está a unas 75 millas de la frontera con México. La escuela primaria Robb, que cuenta con casi 600 alumnos de segundo, tercero y cuarto grado, está en un barrio mayoritariamente residencial de casas modestas.
El ataque se produjo cuando la escuela estaba contando los últimos días del año escolar con una serie de días temáticos. El martes iba a ser “Footloose and Fancy”, en el que los alumnos llevarían bonitos atuendos.
Ramos había insinuado en las redes sociales que podría producirse un ataque, según el senador estatal Roland Gutiérrez, quien dijo haber sido informado por la policía estatal. Señaló que el pistolero “sugirió a los niños que tuvieran cuidado” y que había comprado dos “armas de asalto” después de cumplir 18 años.
Antes de dirigirse a la escuela, Ramos le disparó a su abuela, dijo Gutiérrez.
Otros funcionarios dijeron que la abuela sobrevivió y estaba siendo atendida, aunque se desconocía su estado.
Los investigadores creen que Ramos publicó fotos en Instagram de dos armas que utilizó en el tiroteo, y estaban examinando si hizo declaraciones en línea en las horas previas al asalto, dijo un funcionario de la ley.
Los agentes de la ley estaban cumpliendo múltiples órdenes de registro el martes por la noche y reuniendo registros telefónicos y de otro tipo, dijo el funcionario. Los investigadores también estaban intentando ponerse en contacto con los familiares de Ramos y estaban rastreando las armas de fuego.
Este boletín fue editado por Jackie Serrato (@HechaEnChicago).
Más noticias de La Voz Chicago:
Jóvenes protestan el toque de queda afuera del Ayuntamiento
Concejal de North Lawndale renuncia para trabajar en Cinespace
¿Le gusta este boletín? ¡Compártalo con su familia y amigos!
¿Te ha gustado?
La Voz Chicago

La Voz a Las Dos presenta las noticias más importantes del día — en español.

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Configurar todas mis suscripciones a newsletters aquí.
Creado con Revue por La Voz Chicago.
30 N Racine Ave. Suite 300, Chicago, IL 60607